Gobierno dominicano y PMA firman carta de entendimiento para ejecutar Plan Estratégico 2019-2023

El documento fue rubricado por el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, y por el director del PMA en el país, William Vigil.

Santo Domingo.-  El Gobierno dominicano, representado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) firmaron una carta de entendimiento, en la cual afirman su mutuo compromiso de ejecutar satisfactoriamente el Plan Estratégico para el país 2019-2023, elaborado por el PMA.

El documento fue rubricado por el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, y el director del PMA en el país, William Vigil.

Se contó con la participación especial del Director Regional del Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto, Inocencio García Javier, Viceministro de Cooperación Internacional, Antonio Vargas, Director General de Cooperación Multilateral, así como representantes de instituciones de gobiernos, organismos internacionales y sector privado.

La Carta de Entendimiento formará parte del Acuerdo Básico suscrito el 8 de agosto de 1967 entre la República Dominicana y el PMA. Constituye un Acuerdo sobre Prestación de Asistencia a los efectos del Artículo XI del Estatuto del PMA.

El Plan Estratégico para el país contribuirá a la Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana, la hoja de ruta nacional para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2, el Plan Nacional para la Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, el Plan Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo para 2017-2022, así como al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2 y 17 y de los resultados estratégicos 2 y 5 del PMA.

Además, tiene entre sus objetivos proporcionar asistencia técnica al Gobierno, la sociedad civil, el sector privado, el mundo académico y las entidades sociales para establecer una alianza nacional inclusiva y coordinada, mejorar los marcos jurídicos y elaborar políticas, estrategias de comunicación y programas para reforzar la seguridad alimentaria y la nutrición.

El país ha elaborado, con el apoyo del PMA, una hoja de ruta nacional para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 Hambre Cero y ha establecido prioridades para alcanzarlo, tales como fortalecer el diseño y la aplicación de marcos jurídicos relacionados con la seguridad alimentaria, la nutrición, la agricultura sostenible y la reducción del riesgo de desastres.

Además, fortalecer el diseño y la aplicación de programas de protección social, salud pública y agricultura sostenible; reunir datos coherentes desglosados por sexo y edad, y realizar análisis de género de la situación de la seguridad alimentaria y la nutrición y de las políticas y los programas conexos; proporcionar recursos adecuados para llevar a cabo los programas y las intervenciones; fortalecer las instituciones públicas, en particular en lo que se refiere a los recursos humanos; promover la educación nutricional, y asegurar la coordinación interinstitucional.

El documento del Plan Estratégico especifica que la colaboración del PMA con las partes interesadas nacionales tiene por objeto adoptar un enfoque integrado y multisectorial centrado en la reducción de la inseguridad alimentaria y la malnutrición.

El PMA aumentará su apoyo a la adopción de decisiones de política mediante actividades de promoción, comunicación, diseño de programas de calidad y asistencia técnica.

Seguirá fortaleciendo y ampliando sus asociaciones con las partes interesadas gubernamentales, como la Oficina de la Vicepresidencia, el Ministerio de la Presidencia, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, el Ministerio de Educación, la autoridad nacional encargada de los comedores públicos, el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia y el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta ante Desastres.

Establecerá nuevas asociaciones con el sector privado, el mundo académico, otros organismos de las Naciones Unidas, donantes y la sociedad civil, y seguirá colaborando con los demás organismos con sede en Roma.