Globalízate: comunicación con propósito por y para personas migrantes y refugiadas

Escrito por la Plataforma Interagencial de Migrantes y Refugiados Venezolanos en República Dominicana (R4V)

Somos la voz intercultural de América”, así comienza la transmisión de Globalízate Radio, una iniciativa de comunicación emprendida por Gina Caldera y Hugo Sánchez, migrantes venezolanos radicados en República Dominicana.

Ubicada en el corazón de la ciudad de Santo Domingo, Gina define a Globalízate Radio como una iniciativa de “comunicación con propósito dirigida a los migrantes”.

Para ambos periodistas, crear Globalízate Radio es el resultado de poner en común su experiencia en el área de comunicación social junto a la necesidad de producir y ofrecer información de calidad a la comunidad migrante en el país.

En República Dominicana, la Plataforma Inter-Agencias de las Naciones Unidas para Migrantes y Refugiados de Venezuela (R4V) estima que hay 30,000 personas venezolanas, llegando principalmente por vía aérea.

“De las razones de mi salida hay una primordial: asegurar mi vida y la de mi familia”, cuenta Hugo, quien sufrió distintas presiones, acoso y amenazas por su labor periodística en Venezuela. Él se fue primero y Gina y sus hijas lo hicieron cuatro meses después.

Para ella, llegar a República Dominicana fue una experiencia dual: “este país nos recibió con mucho calor, fue una cosa extraordinaria. Llegamos al paraíso después de todo lo que habíamos vivido, y eso nos hizo sentir muy bien. Pero internamente, sé todo lo que significa ir a un país donde llegas como turista pero te vas a quedar como otra cosa…estaba llena de incertidumbre”.

El país caribeño exige visa de entrada a las personas venezolanas desde finales del 2019, y la gran mayoría cae en la irregularidad migratoria al expirar el sello de turista. Según información colectada por la Oficina Nacional de Estadísticas en la Encuesta Nacional de Inmigrantes del año 2017, más de 87% de la población venezolana en República Dominicana se encuentra en situación migratoria irregular.

“Pasaba algo por mi mente y la de mi familia, decíamos ‘tenemos que ver cómo hacemos porque no podemos regresar, no tenemos opción”, recuerda Gina.

Obtener el permiso de residencia en República Dominicana requiere que las personas migrantes y refugiadas que lo solicitan regresen a su país de origen, requisito que para muchos venezolanos es inviable por razones económicas y también por el temor fundado que tienen de volver a Venezuela.

Ante este panorama, Gina y Hugo decidieron reinventarse: “Cuando llegué aquí estaba dispuesta a servir bebidas en un restaurante. Fui asistente de inmobiliario -nunca en mi vida había vendido una casa- y bueno…me tocó. Hice de todo. Y aunque esto lo valoro, me gustó y aprendí…yo soy periodista. Entonces dije, voy a empezar a capitalizar contactos, moverme. Salir de esa cajita de depresión, de ‘pobrecita yo, por qué a mí, por qué nos pasó a nosotros”, afirma Gina.

Entre ambos nació la idea de crear un programa de radio basado en derechos humanos, interculturalidad y desarrollo sostenible. Globalízate Radio combina el website, donde transmite la emisora, con las redes sociales. Todo esto al servicio de la población migrante y refugiada: “Migrantes en este caso venezolanos, pero en realidad como un mensaje muy claro para todos los migrantes del mundo”.

Globalízate Radio está creciendo, generando contenidos con catorce periodistas en Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y la misma Venezuela: “para nosotros ha sido importante tener un periodista en Venezuela, porque él monitorea el contexto en el país de origen. Incluso hace historias de gente que está saliendo”. En total, la emisora se escucha en 12 países.

Hugo y Gina fungen como periodistas para las noticias producidas en República Dominicana, país al que tienen mucho que agradecer: “Aquí poco a poco hemos logrado coexistir. Recibimos esa mano que te ayuda, el abrazo de esas personas que siempre tienen una sonrisa para tí. Lo puedo decir yo y también lo he escuchado de otros venezolanos que están aquí”, asegura Hugo.

Aunque Globalízate Radio tiene muchas ideas y posibilidades, ellos reconocen que todavía están tratando de hacerlo sostenible, sobre todo por el estatus migratorio en el que ambos se encuentran. “Tenemos ciertas incertidumbres de qué va a pasar más adelante. Yo tengo esperanza de que las cosas van a seguir como están en este momento, incluso mejor, pero solo tengo eso: esperanza. No tengo algo construido por completo”, comenta Gina.

“Porque a veces uno decae”, agrega Hugo: “pero en República Dominicana siempre está esa persona que te mira y te dice ‘vamos, pa’ lante, que ustedes aquí vinieron a tener éxito, a trabajar por la familia”.