Coordinador residente presenta reforma ONU a gobierno dominicano y cuerpo diplomático

Santo Domingo. – Como parte de las actividades realizadas para celebrar el 74 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas, el Ministerio de Relaciones Exteriores y su ministro, Miguel Vargas Maldonado, fueron anfitriones de una conferencia impartida por el coordinador residente de Naciones Unidas en el país, Mauricio Ramírez Villegas, para presentar el proceso de la reforma ONU a funcionarios de Gobierno, cuerpo diplomático, organismos internacionales, academia y sociedad civil.

En sus palabras de apertura, el ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, pidió el respaldo internacional al proceso de reforma interna que ejecuta la ONU para hacer frente a los retos mundiales presentes y futuros. Consideró que el “multilateralismo es la vía más adecuada para dar respuesta a los grandes desafíos que se nos plantean. En las Naciones Unidas encontramos el eje del multilateralismo y una comprensión cabal de la cooperación y solidaridad, indispensables para un mayor equilibrio global.”

Durante el evento, el ministro de Relaciones Exteriores ratificó su apoyo a los cambios que impulsa el secretario general de ese organismo internacional, António Guterres, tendentes a acelerar la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, mejorar el financiamiento, la rendición de cuentas y fortalecer la transparencia.

La conferencia magistral desarrollada por el coordinador residente bajo el título “Una reforma para los ODS y la Agenda 2030”, sirvió para plantear los distintos componentes de la reforma ONU, que buscan abordar las problemáticas globales actuales con un enfoque especial en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ramírez Villegas afirmó que la reforma de la ONU apunta a reposicionar el sistema de desarrollo de esa institución con una identidad colectiva más fuerte y mejor definida, como un socio confiable, responsable y efectivo para atender las prioridades de los países, en el marco de la Agenda 2030 y los ODS.

“Bajo una nueva generación de liderazgo ONU en los países, con el coordinador residente al frente, el objetivo principal de la reforma es generar un sistema de desarrollo de las Naciones Unidas que esté más integrado, más centrado en la entrega de resultados en función de las prioridades nacionales de desarrollo sostenible, con rendición de cuentas interna y externa más claras, y con capacidades y recursos mejor alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, puntualizó Ramírez Villegas.