Certifican las primeras 30 mujeres de República Dominicana y El Caribe en aplicación de herramienta para auditoría de seguridad con perspectiva de género

Santo Domingo.- Un grupo de 30 mujeres de distintas instituciones y organizaciones dominicanas se han convertido en las primeras de la región de El Caribe en recibir certificación en la aplicación de la herramienta ‘’Caminatas exploratorias’’ para realizar auditorías de seguridad con perspectiva de género.

La certificación fue otorgada mediante un taller organizado por ONU Mujeres y la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) y con el apoyo del Ministerio de la Mujer en el marco del proyecto Ciudades Seguras y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas en la Zona Colonial, a mujeres que forman parte de la Alcaldía, Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud Pública, juntas de vecinos, Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP), Colectiva Mujer y Salud, Comunidad de Lesbianas Inclusivas Dominicanas (COLESDOM), Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) y Colectivo de Salud Popular (COSALUP), y funcionarias.

Durante la capacitación, impartida del 24 al 28 de junio por la experta colombiana Lucy Cardona, las participantes reforzaron conocimientos sobre la violencia de género en espacios públicos y su legitimación e invisibilización, derecho de las mujeres a ciudades seguras, cómo afecta la seguridad a mujeres y hombres de manera diferenciada, las limitaciones que enfrentan las mujeres para tener acceso a espacios públicos seguros, consecuencias de la violencia hacia las mujeres en la ciudad y cómo se manifiestan en ellas, entre otros temas.

Auditorías de seguridad

La caminata exploratoria es una herramienta para realizar auditorías de seguridad que permite dar paso al diálogo entre las mujeres y las autoridades locales para acordar fórmulas de solución a los problemas de inseguridad en los territorios.

Sus objetivos se enmarcan en:

  • Identificar en un lugar o sector aspectos y/o factores físicos, institucionales o sociales que favorecen o exacerban las violencias hacia las mujeres.
  • Conocer y recoger información sobre las percepciones de las mujeres acerca de la “seguridad” o “inseguridad” en el territorio.
  • Empoderar a las mujeres para identificar la violencia de género en el espacio público como un problema social que debe ser abordado socialmente con respuestas concretas de trasformación.
  • Propiciar el cambio e influir en las autoridades locales, funcionarios/as y técnico/as en la comprensión de la necesidad de trabajar en el
    territorio conjuntamente con las/los vecinas/os en superar la percepción de inseguridad.

Para la realización de la auditoría se toma en cuenta la iluminación en las calles o espacios, puntos ciegos, calles o caminos oscuros, terrenos baldíos, zonas o puntos que pueden ser de alto riesgo, espacios públicos utilizados predominantemente por hombres, lugares con presencia de consumidores de estupefacientes, calles en mal estado o por donde se dificulta caminar, entre otros aspectos.

Como parte de la metodología implementada para la capacitación las participantes se desplazaron a la Zona Colonial de Santo Domingo donde implementaron la herramienta y pudieron examinar y analizar los puntos antes mencionados como forma de evaluar la seguridad en dicho lugar.

De igual forma pudieron compartir sus experiencias sobre lo que consideran los espacios y/o momentos en que su seguridad ha sido vulnerada, además, cómo consideran sería una ciudad segura para mujeres.

Promover transformaciones

La capacitadora Lucy Cardona refirió algunas buenas prácticas que son necesarias para lograr ciudades seguras para las mujeres. Entre las que destacó:

  • Georreferenciar y conocer los distintos tipos de violencia.
  • Contar con datos estadísticos y fortalecer los observatorios.
  • Avanzar en la tipificación de los delitos de violencia que se ejercen hacia las mujeres en el ámbito privado y público.
  • Capacitar y formar funcionarios, técnicos, formadores de opinión, lideres, dirigencias.
  • Contribuir y asegurar inclusión de género en las agendas de seguridad, la incidencia política. 
  • Incluir la perspectiva en los planes de seguridad articulado con la red de equipamientos y servicios urbanos y de los planes sectoriales de espacio público y movilidad.
  • Fortalecer la acción de las mujeres organizadas.
  • Empoderar a las mujeres de la comunidad.

¿Quieres agregar algo?